Saltar al contenido

Alfabeto Árabe

El alfabeto árabe es el segundo sistema de escritura más utilizado en todo el mundo al que también se le conoce con el nombre de alifato, y la caligrafía con la que se representa cada uno de los sonidos está considerada un arte. El sistema con el que se agrupa cada letra, la pronunciación y la forma de leer cada palabra es muy diferente al alfabeto español, de ahí que sea uno de los idiomas más complicados de aprender. Sin embargo sus particularidades lo convierten en uno de los alfabetos más interesantes que existen.

Alfabeto Árabe

Origen del alfabeto árabe

Fueron los fenicios quienes crearon su propio alfabeto hace alrededor de 3.000 años. De ahí surgieron gran parte de los alfabetos que se usan hoy día. El alfabeto fenicio se dividió en varias ramas, siendo una de ellas la que daría origen al arameo, y posteriormente al alfabeto árabe.

Por tanto, el alfabeto árabe desciende del arameo que a su vez evolucionó al alfabeto nabateo. El alfabeto nabateo fue el sistema de escritura que comenzó a utilizarse a partir del siglo II a.C y a partir de él se desarrolló el alfabeto árabe en el siglo IV a.C.

Características del alfabeto árabe

  • El alfabeto árabe consta de un total de 28 sonidos consonánticos y únicamente 3 vocales que se utilizan en dos modalidades: corta y larga. Además carece de las letras p y g.
  • La representación de cada una de las letras en árabe y su variación para representar un sonido u otro se realiza a partir de un mismo trazo al que se añaden o quitan pequeños puntos. Así, una letra representa un sonido y al añadirle un punto arriba, en el interior de la letra o abajo, representará un sonido completamente diferente.
  • Por otro lado, las letras pueden tener diferentes posiciones, concretamente cuatro. Cada letra se escribirá de forma diferente si va al principio de la palabra, en el centro, al final o si se trata de una palabra suelta.
  • Otra de las particularidades de este alfabeto es que carece de vocales, sin embargo a veces son necesarias y para ello recurren a la representación de pequeñas líneas que se colocan debajo o por encima de la letra, aunque solamente se recurre a ellas en contadas ocasiones.
  • Además utilizan únicamente tres vocales: a, i, u en modalidad larga y corta

Consonantes

Álif (ا): No tiene un sonido determinado

Ba’ (ب): Se lee como la letra b en barro

Ta’ (ت): Suena como la t española en atar

Tha’ (ث): Suena como el sonido de la z española en rozar u ozono

Ğim o Ŷim (ج): Suena como la j francesa 

Ḥa’ (ح): Representa un sonido que no existe en español, y para pronunciarla se realiza una aspiración en la faringe

Ḫa’ (خ): Representa el sonido de la letra j del español en Juan, Jorge o Jaime

Dal (د): Representa el sonido d español a principio de palabra, como en la primera d de dedo

Ḏal (ذ): Representa el sonido igual al de la segunda d de dedo en castellano

Ra’ (ر): Representa el sonido r suave en cara 

Zay (ز): Igual que la anterior pero con un punto encima. Su sonido es el de una s sonora como el que suena en la palabra desde en su pronunciación castellana

Sin (س): Representa el sonido de s

Shin (ش): Representa el sonido de x catalana o sh inglesa

Ṣad (ص): Es un sonido similar a la s pero pronunciado de un modo especial, que se denomina enfático

Ḍad (ض): Es una d enfática

Ṭa’ (ط): Es una t enfática y sorda

Ẓa’ (ظ): Es una d enfática

ʿayn (ع): No tiene equivalente en ninguna lengua europea

Ġayn (غ): No existe este sonido en castellano aunque se parece a la r francesa

Fa’ (ف): Suena como f

Qaf (ق): Se podría aproximar a una c dura castellana

Kaf (ك): Sonido de c en casa

Lam (ل): Representa el sonido l

Mim (م): Sonido m

Nun (ن): Sonido n

Ha’ (ه): Sonido aspirado suave, como la pronunciación de j en zonas del sur de España

Waw (و): Representa una semivocal como la u en hueso; puede servir para denotar una vocal larga

Ya’ (ي): Representa una semivocal como la i en hierro (evitando pronunciarla como y castellana); como vocal, denota i larga

Vocales

En lo que se refiere a las vocales, únicamente se distinguen tres: a, i, u. En su origen eran tres consonantes, por eso se dice que el alfabeto árabe carece de vocales, aunque en la actualidad se utilizan como vocales largas equivalentes a dos vocales juntas: aa, ii, uu.

Vocales cortas

  • Fatha (ـــَــ): es una pequeña línea colocada sobre la letra. Se lee corta
  • Kasra ( ـــِــ): es una pequeña línea colocada debajo de la letra. Se lee i corta
  • Damma (ـــُــ): es una pequeña coma colocada sobre la letra. Se lee u breve

Vocales largas

  •  Alif (ا) : a prolongada (aa)
  •  Waaw (و): i prolongada (ii)
  •  Yaa (ي): u prolongada (uu)

La caligrafía árabe es muy flexible y elegante ya que une y entrelaza las palabras de un modo muy artístico. Tan importante es aprender el alfabeto como tener la habilidad de transmitir la belleza que cada letra representa en consonancia con las demás. Todo un arte en sí mismo, que hacen de este alfabeto uno de los más complejos y sin embargo, más especiales y simbólicos de todos los que existen en el mundo.


¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)