Alfabeto Braille

El alfabeto Braille es el principal sistema de comunicación para aquellas personas que sufren algún tipo de discapacidad que les impide leer. Se trata de una escritura táctil basada en una serie de puntos en relieve que representan el sistema alfabético tradicional.

En  función del número de puntos dentro de una celda, así como de su colocación se produce la combinación que permite descifrar la letra a la que pertenece cada celda. Así se obtienen un gran número de combinaciones diferentes, aunque existen otros signos que permiten identificar una mayúscula, un número u otro tipo de símbolos.

Origen del alfabeto Braille

El alfabeto Braille, debe su nombre a su creador, Louis Braille, un pedagogo francés que resultó aquejado de una prematura ceguera permanente a la edad de tres años, como consecuencia de un accidente doméstico.

La discapacidad de Louis Braille, le llevó a crear un sistema basado en la escritura táctil orientado a mejorar el aprendizaje escolar de los niños invidentes, sin embargo por aquel entonces no fue aceptado e incluso hubo profesores que prohibieron su uso.

Sin embargo, poco a poco se evidenció que este sistema tenía buena acogida por las personas ciegas y poco a poco se fue extendiendo en varias escuelas y centros especiales para personas con problemas visuales hasta llegar a nuestros días.

Letras y signos de puntuación en el alfabeto Braille

El alfabeto Braille consta de 63 caracteres que se van distribuyendo en forma de una celda con puntos en relieve en su interior. Los caracteres se unen por líneas en el papel y para poder interpretarlos solamente es necesario pasar las yemas de los dedos por encima.

El sistema Braille está pensado para corresponderse con las letras pertenecientes al alfabeto latino, pudiendo leer en la práctica totalidad de idiomas que utilizan este tipo de alfabeto. Sin embargo también es posible encontrar correspondencias con otros alfabetos diferentes como por ejemplo el alfabeto cirílico o el alfabeto japonés.

Las combinaciones de puntos se ordenan en una tabla que consta de ocho líneas dispuestas de forma horizontal en cada una de la cual se distribuyen letras, números, signos gramaticales, contracciones, mayúsculas e incluso notas musicales

El tamaño de cada uno de los puntos no es aleatorio, sino que fue elegido por el propio Braille en función de las terminaciones nerviosas de las yemas de los dedos.

Signos de puntuación en Braille

Números en Braille

Además de permitir a las personas invidentes leer, el sistema Braille ha ido evolucionando de tal forma que es posible incluso escribir. Para ello se utilizan dos planchas metálicas entre las que se colocan las hojas de papel. Una de ellas tiene seis agujeros, y con ayuda de un punzón se pueden ir marcando los puntos en función del signo o de la letra que se quiere representar.

Curiosidades del alfabeto Braille

  • El sistema Braille tiene carácter universal, ya que se utiliza en Europa, Asia, África, América y Oceanía
  • En las décadas de los años 80 y 90, algunos países como México y Perú tomaron la iniciativa de incorporar el sistema Braille a sus monedas. Desgraciadamente fue una práctica de corta duración
  • El 4 de enero se celebra el Día Mundial del Braille, al ser la fecha de nacimiento de su creador, Louis Braille
  • Una página escrita equivale a tres páginas en Braille

El alfabeto Braille ha posibilitado que las personas invidentes puedan alfabetizarse al igual que cualquier otra. Gracias a la existencia de recursos que facilitan su aprendizaje y uso, y a la transcripción de libros en este sistema, una persona ciega será capaz de leer, estudiar e incluso interpretar partituras de música.