Alfabeto Italiano

El alfabeto italiano es una variante del alfabeto latino del que parten otras muchas lenguas. Se parece mucho al español, aunque como verás más adelante, prescinde de algunas letras. Una de las particularidades de este alfabeto es que todo lo que se escribe tiene una pronunciación, y tiene muchas similitudes con otras lenguas procedentes del latín.

Origen del alfabeto italiano

El alfabeto italiano es el utilizado para hablar y escribir en la lengua italiana. El italiano comenzó a hacerse presente a través de algunos textos e inscripciones de textos en latín. Dado que en Italia no existía una idea de idioma estándar, para escribir textos literarios, por ejemplo, se utilizaban los dialectos de las diversas partes del país.  

Durante el siglo XVI fue el dialecto toscano el que se extendió por toda Italia en ámbitos políticos y culturales, junto con el latín en el ámbito literario. 

No fue hasta el año 1945 cuando se publicó el primer libro de gramática italiana bajo el nombre de "Regule lingue florentine" de Leone Battista Alberti.

La expansión y consolidación definitiva del italiano comenzaría en los siglos XV-XV. El latín poco a poco fue perdiendo terreno ya que en el italiano ya se integraban muchos vocablos del latín, y su uso comenzó a relacionarse con la cultura y la distinción. Desde entonces el italiano se impuso como lengua oficial de Italia así como en otros lugares de Europa: cantón suizo de Ticino y Hrizon, San Marino, el Vaticano...

Características principales del alfabeto italiano

Vocales y consonantes

El alfabeto italiano se compone de un total de 21 letras: 5 vocales y 16 consonantes.

  • Las vocales son: a, e, i ,o, u
  • Las consonantes: b, c, d, f, g, h, l, m, n, p, q, r, s, t, v, z

Existe un pequeño grupo de consonantes dobles que se utilizan en determinados casos:

  • En palabras de origen latín que en español tienen doble consonante, pero ambas son diferentes. Por ejemplo: obtener, adversario. En italiano doblarán la consonante: ottenere, avversario
  • La z cuando va entre dos vocales
  • Las palabras que en español llevan ch, en italiano se sustituyen por doble t
  • Las palabras que comienzan por los prefijos: a-, sopra-, contra-, ra-, fra-
  • En pronombres personales de complemento, cuando siguen un imperativo en singular
  • En diminutivos acabados en -ello, -etto
  • En los artículos unidos con preposiciones
  • En palabras españolas con dobre rr, que tienen la misma traducción en italiano

Existen otras letras que no se consideran parte del alfabeto italiano, pero que se utilizan para poder escribir las palabras extranjeras:

  • J: i lunga
  • K: cappa
  • W: vi doppia
  • X: ics
  • Y: ipsilon o i greca

Dígrafos en italiano

En el alfabeto italiano, también podemos encontrar los dígrafos. El dígrafo es un signo ortográfico que se forma a partir de la unión de dos letras, pero con un solo sonido.

Los dígrafos en italiano son los siguientes:

  • Ch: se utiliza seguido de las vocales e, o, i. Se pronuncia como /k/, (casa).
  • Ci: puede aparecer delante de cualquier vocal y se pronuncia con el sonido /tʃ/ (ch española)
  • Gh: aparece delante de las vocales e, o, i y se pronuncia cmo /g/ (guante).
  • Gi: representa el sonido /dʒ/ cuando aparece antes de una vocal, por ejemplo, en la palabra giorno.
  • Gl: se pronuncia como la ll no yeísta español, (millón). Fonéticamente este sonido se indica como /ʎ/.
  • Gn: equivale al sonido de la ñ en español, es decir, /ɲ/. Aparece, por ejemplo, en la palabra gnocchi. 
  • Sc: puede aparecer al principio de algunas palabras y equivale al sonido /ʃ/. Este sonido aparece en la lengua española pero equivale también al sh inglés

Trígrafos en italiano

También existen dos trígrafos en italiano:

  • Gli: puede tener un sonido como la ll en español, o bien puede  sonar como una g, pero no hay una regla definida
  • Sci: Suena como la sh en inglés

Letras y sonidos del alfabeto italiano

Las letras en italiano, así como su nombre y sonido son como se indica a continuación:

A-a: a, suena igual que en español, por ejemplo, albedrío

B-b: bi, suena como la b de embudo

C-c: ci, si va con a, o, u y consonante, suena como la c de casa. Si va antes de e, i, suena como una ch en español

D-d: di, suena como la palabra endometrio puede tener un sonido más abierto

E-e: e, suena como la e normal en español, y en algunas palabras, sin regla fija, como una e más abierta

F-f: effe, suena como la f en español, fiesta

G-g: gi, delante de a, o, u, suena como una g, de gato. Delante de e, i, tiene un sonido intermedio entre la ll y la ch en español.

H-h: acca, no se pronuncia

I-i: i, suena igual que la en español, como por ejemplo isla

L-l: elle, suena igual que 

M-m: emme, suena como la m en español de mamá

N-n: enne, suena como la n en español de nueve

O-oo, suena como una o abierta

P-p: pi, suena como la p en español de patata

Q-q: qu, suena como ku

R-r: erre, suena como la r de oro en posición intervocálica o final, o como la r de ratón en posición inicial o detrás de una n

S-s: esse, suena como la s en español, por ejemplo sabio

T-t: ti, suena como la t en español, por ejemplo tapa

U-u: u, suena como la u de usa, pero si precede a una vocal, sonará como la u de hueso

V-v: vu, suena como una v en inglés

Z-z: zeta, tiene un sonido de ts

Curiosidades del italiano

  • El italiano ocupa el puesto número 20 en la lista de lenguas más habladas en el mundo
  • El italiano actual procede del dialecto florentino, proveniente de la región de la Toscana
  • En el año 1860, únicamente un 2,5% de los italianos, entendían el italiano actual
  • El primer texto escrito en italiano es una adivinanza que ha sido datada a finales del siglo VIII o principios del siglo IX. La adivinanza es: “Se pareba boves, alba pratàlia aràba et albo versòrio teneba, et negro sèmen seminaba”. Traducido al español sería "“Anteponía a sí los bueyes, araba blancos prados, y un blanco arado tenía y una negra simiente sembraba"
  • La palabra más larga en italiano es "Sovramagnificentissimamente". La traducción sería "mucho más que magníficamente"
  • El italiano comparte un 89% de su vocabulario con el francés, un 88% con el catalán, un 82% con el portugués y el español y un 77% con el rumano

El alfabeto italiano es sencillo cuando compartes una lengua con letras similares, ya que, a pesar de cada lengua tiene sus particularidades, siempre hay una raíz común. Siempre en consonancia con el latín, idioma con el que convivió durante muchos años, aún hoy queda su herencia en muchas de las palabras utilizadas en el italiano actual. 



Artículos relacionados